One Thousand Pesos Collage NBS

Ocasionalmente recibimos mensajes de lectores que preguntan sobre la resiliencia de los bancos en México. Una noticia reciente sobre la pérdida de transferencias de dinero y los recuerdos de los rescates en Chipre posiblemente hayan hecho que la gente se preocupe por la seguridad de su dinero, incluso en un banco.

También puede parecer natural preguntarse si México, con su historial de devaluaciones monetarias, estallidos financieros, nacionalizaciones bancarias y períodos de inflación galopante, no podría ser un lugar riesgoso para guardar ahorros.

Por lo tanto, puede ser una sorpresa saber que los bancos de México están bien capitalizados y fueron de los primeros en el mundo en implementar completamente los nuevos estándares de capital más estrictos establecidos por los reguladores financieros internacionales, conocidos como Basilea III.

Cuando deposita dinero en un banco, le está prestando dinero a la empresa, convirtiéndose así en su acreedor. Cuanto mayor sea el nivel de capital de un banco, mejor equipado estará para absorber pérdidas en tiempos de crisis, lo que lo hará más seguro para sus acreedores.

El sólido sistema bancario de México, que incluso le permitió capear la crisis de 2008-2009 sin mayor problema más allá de un aumento no crítico de la cartera vencida, es el resultado de duras lecciones aprendidas durante la llamada Crisis del Tequila de 1994 y 1995. Las malas prácticas crediticias en ese momento salieron dolorosamente a la luz por una serie de crisis políticas que condujeron a una fuga masiva de capitales, una devaluación del peso, tasas de interés altísimas y la quiebra de varios bancos importantes, ya que no pudieron recuperar los préstamos. La gente perdió trabajos, automóviles, casas y negocios, y los bancos del país tardaron al menos otra década en comenzar de nuevo a otorgar préstamos significativos a los consumidores. El gobierno rescató a los bancos por una suma de 100.000 millones de dólares.

México estableció un seguro de depósito limitado a raíz de esa crisis financiera, reemplazando la cobertura general del sistema anterior, lo que causó no solo un gran dolor de cabeza económico sino también un problema político. El fondo de protección de depósitos bancarios original, Fobaproa, fue reemplazado por el actual instituto de protección del ahorro bancario conocido como IPAB.

¿Qué cubre el IPAB?

El IPAB asegura depósitos bancarios en instituciones calificadas hasta por 400.000 UDI, que son unidades monetarias indexadas a la inflación. Una UDI vale actualmente unos 6,28 pesos, por lo que el monto total de dinero asegurado por el IPAB es de poco más de 2,5 millones de pesos (unos US$128.000). El valor de la UDI se actualiza y publica diariamente en el sitio web del Banco de México.

El IPAB protege dinero hasta por un valor de 400.000 UDIs en cuentas de ahorro, cuentas corrientes, tarjetas de débito, cuentas de nómina y ciertas cuentas de inversión como depósitos a plazo y certificados de depósito. La información detallada sobre las instituciones calificadas y el tipo de depósitos que son asegurados por el IPAB, y sobre las limitaciones de la cobertura, está disponible en el sitio web del instituto en www.gob.mx/ipab; Puede encontrar una lista de la A a la Z de las instituciones cubiertas aquí.

En México operan una variedad de instituciones financieras que ofrecen cuentas de depósito y vehículos de inversión que, si bien son perfectamente legales, no están cubiertos por el seguro público del IPAB. Ante cualquier problema que se presente, los depositantes pueden perder parte o la totalidad de sus depósitos o inversiones como sucedió en este caso con Monex.

Se debe tener cuidado para garantizar que la organización en la que se mantienen sus depósitos y/o los tipos de inversiones mantenidas estén protegidos por el plan. No confíes en la palabra del instituto.verifique directamente con IPAB o su asesor financiero independiente, que proporciona una lista de bancos, instituciones financieras y tipos de inversión que están cubiertos.

Claramente, el lugar más seguro para guardar ahorros en México es uno de los bancos más grandes, o uno de los regulados por el gobierno. Las tasas de interés no son particularmente altas, pero las ofertas de mayores rendimientos de empresas de inversión no reguladas también conllevan un riesgo significativo de perder su dinero por fraude, o si la empresa tiene dificultades operativas.

Otro lugar seguro a considerar para estacionar su dinero en México son las letras y bonos del gobierno. Varios bancos ofrecen diferentes fondos que invierten en dichos instrumentos, y el gobierno también tiene un programa donde las personas pueden comprar esos valores directamente; puede encontrar información en línea en www.cetesdirecto.com.

La información publicada en este artículo se proporciona como información general de buena fe y no pretende ser un consejo personal, legal, financiero o de inversión.

México en tu bandeja de entrada

Nuestro boletín gratuito sobre México le ofrece un resumen mensual de historias y oportunidades publicadas recientemente, así como joyas de nuestros archivos.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.